¿Cómo se elabora un zapato de novia artesanal?

El trabajo del artesano forma una de las profesiones más antiguas de la historia. Con el transcurso de los años, ha ido evolucionando y transmitiéndose de generación en generación. Su labor es considerada como un arte. Con muy pocos elementos tecnológicos y mucho trabajo manual y técnica, se producen piezas únicas de una calidad altísima.

El proceso de elaboración de un zapato artesanal es una tarea que requiere de tiempo, paciencia y una muy buena técnica. Es necesario tener en cuenta muchos aspectos previos y poseer de la información, materiales y herramientas adecuadas para llevarlo a acabo. ¿Quieres conocer un poco más a fondo el increíble trabajo que realizan los artesanos para fabricar un zapato de novia?

Decisión del modelo y diseño del zapato de novia

En primer lugar, es necesario tener la idea del modelo que se busca producir (una bailarina, una sandalia, unos stiletto o cualquier otro modelo diferente), así como todas las especificaciones necesarias para ello, como puede ser el color, los materiales, la altura del tacón, etc.

Es muy importante elegir siempre un diseño con el que te sientas segura, cómoda y sea totalmente acorde a tu estilo.

Realizar el patrón para el zapato de novia

Para comenzar con el proceso, es necesario producir una horma que se adecue a las medidas exactas de tu pie. Cada pie es diferente y posee unas características distintas, por lo que es necesario medir ambos correctamente y partir de esas medidas para elaborar el patrón y llevar a cabo la horma correspondiente.

Cortar, coser y pegar las piezas para el zapato de novia

Una vez seleccionados los materiales para la elaboración del zapato, se comienza a cortar el cuero y las telas. Con ayuda del patrón y un bisturí o escalpelo se procede a cortar las secciones deseadas.

A continuación comienza el proceso de costura, una de las tareas más costosas e importantes del todo el desarrollo. Es importante ser muy perfeccionista a la hora de juntar las piezas y coserlas. Una costura mal hecha podrá estropear todo el resultado final del zapato. Los artesanos recomiendan realizar las costuras lo más cerca posible del extremo de cada una de las piezas y llevar un cuidado especial con el cuero, puesto que es un material muy fuerte y esto dificulta su trabajo.

El empleo de láminas de corcho ayudará a recortar correctamente la suela del zapato, puesto que es un material resistente al agua y con una buena amortiguación.

A la hora de pegar las piezas, el pegamento debe pegarse despacio y de manera uniforme en todas ellas. Para este proceso, los artesanos suelen ayudarse de herramientas como clavos, para asegurar el zapato y conseguir un buen resultado.

Una vez hecho esto, se recorta la tela excedente y se dan los últimos retoques.

Como ves, es un proceso largo, delicado y muy profesional. El trabajo del artesano es muy importante y tiene un prestigio muy alto, por este motivo todo aquel zapato que se realice de forma artesanal única y exclusivamente para ti, siempre será especial y tendrá un valor añadido. Si quieres conseguir tus propios zapatos personalizados, visita nuestra web y escoge las preferencias que más se ajusten a tu estilo. Nosotros lo fabricaremos para ti.

MÀS NUEVO
Las 3 bodas más deslumbrantes de la historia
Older
¿Cuándo es el momento adecuado para comprar un zapato de novia?

Deje su comentario

Carrito